El amor que trasciende

30/09/2019

 

Encendí mi computadora y conecté el equipo de sonido que tengo en mi cuarto. Encontré una lista de lofi hip hop que se llama algo como It's 1am and I still miss you. Particularmente fue una noche de desvelo y yo estaba rondando esas horas, entonces encajaba con las estrellas y mi estado de ánimo. Valía la pena, escucharla y meditar conforme los largos segundos pasaron.

 

A diferencia de otras noches, esta vez no me duele extrañarte. Pensé en ti y en todo lo que eres. No te recordé porque no te has ido, ¿me explico? Estoy en paz, mi corazón siente paz y más que todo, mi mente está en paz. Sabemos que la mente puede ser un arma de destrucción masiva, pero esta vez no, esta vez mi mente tiene paz.

 

Te amo, lo sabes, ¿cierto? Yo lo sé y se me nota en los ojos cuando me veo al espejo. Estás aquí, pero no estás aquí. Dos más dos no siempre es cuatro. No me dueles, porque nunca me heriste. No te lloro porque nunca te marchaste. Todo esto que fuimos mutó a un somos, muy extraño. Los hilos que controlan el pasar de los días no siempre se mueven de la forma que uno quiere, y eso está bien.

 

Bunbury dice: «Te elijo cada día consciente y libremente», y ¿por qué no? Elegirte hoy, no es como lo hice ayer. Son dimensiones distintas. No somos lo que fuimos, la elección no es la misma. Pero ¿qué mayor expresión que esta? Tu podrías ya no elegir mi compañía y yo podría ya no necesitar la tuya. Pero aquí estamos, estrechando manos, aún en dimensiones distintas.

 

Una amiga me dijo: «A veces las personas no pueden amarnos de la manera en la que queremos, pero su amor solo es diferente, no menos», cuánta razón. Tal vez, nos adelantamos, tal vez teníamos una misión. La mente humana es escasa para comprender los motivos que tiene la vida, y eso está bien.

 

Me dieron las cuatro de la mañana y seguía pensando. Cerré los ojos muchas veces y en cada oportunidad te pude ver. Escuché tu voz, sentí tu aroma, vi tu sonrisa e incluso escuche tu risa. Hay muchas cosas que no entiendo y ya no me esfuerzo por hacerlo. Hoy que todo es distinto, te sigo amando. Hoy que estamos en una esfera distinta, te sigo amando. Porque el amor que trasciende no ve situaciones, ve corazones.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

IDEAS RELACIONADAS

Please reload

IDEA DESTACADA

Resoplo, suspiro

1/1
Please reload

MÁS IDEAS

Resoplo, suspiro

1/3
Please reload

SÍGUENOS

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon

© 2018 por Tenet Ideas. Creado por Grupo Goga

Ciudad de Guatemala, Guatemala.

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Twitter Icon