Cuando dos almas bonitas "coinciden"

04/09/2019

 

Eran las seis de la tarde y el sol aún brillaba. 

Y yo, debía trabajar en un proyecto de la universidad. 

Decidí ir a un lugar tranquilo. Uno en el que pudiese trabajar y tomar algo. 

 

El clima había cambiado muchísimo y luego de lluvias y viento frío... la temperatura de nuevo marcaba un par de grados más. 

Justo en el momento que agregaba "azúcar morena" a mi café negro, apareció en la puerta una mujer y fue su atuendo lo que llamó mi atención: un abrigo corto, rojo y con unos botones grandes de color "camello". Muy llamativo. 

 

Y pensé: el abrigo hubiese quedado bien para la tarde de ayer.

¡Hoy hace calor!

Sin embargo, luce bien —pensé para mí.

 

Observé que buscó rápidamente a alguien y al no encontrarlo, se sentó en una de las mesas cercana a la mía. 

Seguí en lo mío, en mi proyecto, tomando café y disfrutando del viento suave que entraba por la ventana. 

 

Volteé y ella atendía una llamada telefónica. Sonreía y en ningún momento se percató que yo la observaba. 

Pasó un buen tiempo.

Mi café se terminó y decidí ir por otro. 

Al levantarme, divisé en la puerta a un hombre apuesto y muy bien arreglado. 

Pensé muy rápido: "Seguramente busca a la mujer del abrigo rojo".

Y no, no me equivoqué. 

Al ordenar mi segundo café, vi una escena bonita. 

 

"Ella al verlo, se levantó y caminó a su encuentro".

¡Se reconocieron!

Con un beso en la mejilla y un abrazo suave, se saludaron. 

Sonrieron y se sentaron en la mesa. 

 

Y pensé, se ven muy bien juntos. 

Él... muy "bien puesto".

Rápidamente lo examiné; unos jeans, unos clásicos zapatos "oxford", una camisa a rayas "azules" y un blazer

¡Todo combinaba de maneras perfectas!

 

Recogí mi café y regresé a mi mesa. Aún debía terminar el "famoso proyecto de la Universidad".

 

Descubrí que juntos fueron a pedir sus bebidas y ya con ellas, regresaron a su mesa. 

 

Yo desde lejos seguía con mucha curiosidad. 

Por un momento dejé olvidado mi trabajo y mi café. 

 

Me gustó mucho la forma en que conversaron. 

Sonrieron. 

Se contaron muchas cosas. 

Él un caballero. Muy atento e hizo todo para que ella la pasara bien. 

Y ella, por supuesto, también. 

 

Nunca advirtieron mi presencia y menos, de todo el tiempo que estuve "pendiente de ellos".

 

El tiempo voló y cuando vi por la ventana, ya la luna brillaba con intensidad. 

Volteé y de nuevo, ellos. 

 

Se levantaron y dejaron el lugar. 

No me pude resistir y me fui detrás de ellos. 

 

Y vi cómo caminaron juntos.

Hasta hubo un momento donde se detuvieron, se dijeron algo, sonrieron y continuaron. 

 

¿Qué se dirían?

—Me pregunté. 

 

Y en un segundo los perdí de vista. 

¡Oh no, ni modo!

—Pensé. 

 

Y no tuve más que quedarme pensando en ellos.

En el hombre de los clásicos zapatos "oxford" y en la mujer del abrigo corto, rojo y botones grandes de color "camello". 

Y yo, me quedé con una gran "sonrisa". 

Ahora que lo pienso y sin equivocarme, estoy segura que sentí "felicidad" por ellos. 

Por esas almas bonitas que "coinciden" y que a través del brillo de sus ojos se dicen mucho. 

Por esos momentos geniales en que dos personas se "reencuentran" y al hacerlo, "endulzan" la vida del otro.

Tal como lo hizo el "azúcar morena" a mi café, que sin invadir y sin cambiar su esencia, lo hace "saber" espectacular. 

 

Regresé a mi casa, terminé el proyecto y dormí tranquila y feliz. 

Feliz de saber que el amor existe. 

Feliz de saber que hay almas buenas y que hay "todos los días" momentos "mágicos", únicamente es necesario estar atentos y disfrutarlos. 

 

Seguramente volveré a aquel lugar y esperaré "encontrarme" de nuevo con aquellas dos personas. 

Sí, ella con un abrigo "rojo" y él con unos zapatos clásicos "oxford". 

O a lo mejor, él con un abrigo color "camello" y ella con un suéter de rayas azules. 

¡No lo sé!

Ojalá los reencuentre y al hacerlo, pueda contarles que aquella tarde yo también fui feliz, junto con ellos. 

¡Ojalá, almas bonitas!

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

IDEAS RELACIONADAS

Please reload

IDEA DESTACADA

La poesía se fue

1/1
Please reload

MÁS IDEAS

La poesía se fue

1/3
Please reload

SÍGUENOS

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon

© 2018 por Tenet Ideas. Creado por Grupo Goga

Ciudad de Guatemala, Guatemala.

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Twitter Icon