28 años

02/07/2019

 

Generalmente cuando una persona muy cercana y querida cumple años, trabajamos duro y nos esforzamos para que se la pase lo mejor posible, sobre todo cuando es un familiar muy cercano.

 

Cada 22 de febrero, yo me esfuerzo para que sea un día especial para una de mis hermanas mayores. Y realmente debe ser especial, porque ella lo es. Tiene Síndrome de Down y cada año se acerca más al promedio de esperanza de vida de una persona en esta condición; por lo tanto, debemos aprovechar cada minuto juntas, y qué mejor si es en uno de sus días favoritos del año.

 

Este año cumplió 28 y reflexioné sobre cuán diferente es su vida con relación a las cosas que hace una persona regular: metas, sueños, deseos y ambiciones. Entonces, decidí escribirle este texto:

 

Hoy cumples 28 años. Las personas piensan que es la “edad compromiso”: muchos creen que se van a casar pronto, ya tienen hijos, compran casa, carro, etcétera. Y así se comprometen con muchas cosas. A lo que tú te comprometes es a guardar lo necesario para ir a tu clase de natación y a guardar toda tu comida en tu lonchera para ir al colegio.

 

A los 28 años, los adultos ya saben manejar carro, son independientes, deciden por sí solos. Y tú pediste, con la misma determinación, una piñata de Pony para tu cumpleaños.

 

A los 28 años, a las personas les gusta parrandear, tomar un par de shots en los bares, bailar hasta abajo. Y tú fuiste por primera vez a un concierto infantil y bailaste como nunca, gritaste y cantaste con canciones de “Soy Luna”.

 

Con 28 años, como mínimo, las personas han realizado algunos viajes con amigos (afuera o adentro de su país) y tú la última vez te pusiste nerviosa en el avión a pesar de que estabas con mis papás. Y los viajes que has tenido con tus amigas son ir hasta donde está el boliche.

 

A los 28 años, ya se habrán graduado de la universidad y terminado alguna maestría. Tú sigues yendo al mismo colegio, con las mismas amigas, en el mismo grado.

 

Con 28 años, los mejores amigos son de hace muchos años, y el tuyo es tu dentista.

 

A los 28 años “tendrás el trabajo de tus sueños”, dijeron alguna vez. Tú trabajas todos los jueves en la casa, lavas los platos del almuerzo y te ganas 5 quetzales.

 

Con 28 años, se empieza a ver que ya no tienes la misma agilidad que hace 5 años. Ya no bailas toda la tarde. Ahora prefieres sentarte a ver videos a estar parada haciendo travesuras.

 

Con 28 años, todavía tienes “accidentes” porque nos reímos tanto que no controlas hasta dónde puedes llegar con tanta risa.

 

Gracias por hacerme todas las mañanas con la “carrera” de ver quién se pone más rápido el cinturón y tú, de manera sospechosa y un poco tramposa, ganas siempre.

 

Los ojos se me llenan de lágrimas al pensar que no sé cuánto tiempo más pasarás con nosotros, el único susto que nos diste sentí que yo me moría. Tuve pesadillas toda la noche. No me puedo imaginar una vida aburrida y monótona sin ti. Te quiero abrazar toda la vida, tenerte a mi lado en las noches como cuando era pequeña y me pasaba a tu cama para no sentir miedo.

 

Tu linda cara: tus ojitos siempre achinaditos, cachetes rojos, cejas paraditas, tres arrugas en la frente, alergias y la boca “de pichel”, te hacen perfecta.

 

Silvia María: no te quiero perder.

 

Felices 28 que, como tú, nadie los vive.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

IDEAS RELACIONADAS

Please reload

IDEA DESTACADA

Resoplo, suspiro

1/1
Please reload

MÁS IDEAS

Resoplo, suspiro

1/3
Please reload

SÍGUENOS

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon

© 2018 por Tenet Ideas. Creado por Grupo Goga

Ciudad de Guatemala, Guatemala.

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Twitter Icon