#Des/Amor: ¡A la mierda la dieta!

25/02/2019

Yo quiero comerme el mundo y a ti, también.

 

"Que te pertenezco y me perteneces de una manera que aún no sé escribir, y eso me asusta más que tú, que no puedo abandonarte porque entonces me quedaría vacía, sin ti, sin mi, y cómo sobrevivir entonces. Así que cuídame, es decir, cuídate. "

 

Quería olvidarlo y para eso compre un libro y en su primera pagina decía..... "No se olvida a quien se ama todavía.."

 

Sos todo eso que me daba miedo encontrar. Qué te puedo decir, eras lo imposible en mi vida pero siempre posible entre mis letras. No sé si deba quererte, pero lo haré, qué más da. Sí, después de algunas muertes me he vuelto más fuerte, y quizás después de ti me vuelva inmortal.

 

Todo surgió de pronto como una ráfaga sin dueño porque era ajena y era mía, lo irrefutable es que es de ambos, no sé si para siempre o para nunca. Lo curioso es que cuando me miro en sus ojos es como si me enfrentara con mi alma.

 

 

Y sí, tienes razón: la última vez que nos vimos mis ojos ya no brillaban como antes, estaban opacos y no te miraban mucho, porque si te miraban pensaban en besarte y tu lo sabias, siempre has sido capaz de leerme con tan solo mirarme.

 

Hoy voy a escribir todo lo que siento. Y vas a leerlo y preguntarte si se trata de ti, y probablemente sí, y posiblemente ya no.

 

Yo, y mi mundo antes de ti.... Mi mundo era ordenado, calmado y controlado, y de repente tu llegaste a mi vida con tus comentarios inteligentes, tu locura, tu tranquila temeridad y todo lo que había antes de ti empezó a parecer aburrido, vacío, mediocre... Ya no era nada.

 

Lunes, te conocí un lunes, te conocí por casualidad, te hable por educación y me acuerdo muy bien que te besé, te besé por atracción. Sin pensar en que serías después. Te conocí como a cualquiera, sin buscar nada, y terminé queriéndote como a nadie, encontrándolo todo.

 

Fuiste mi mejor tiempo perdido, mi acierto mas errado, mi desvelo lleno de insomnio, fuiste la claridad más oscura, la piedra con la que tropecé por voluntad propia. La suma que terminé perdiendo. Fuiste futuro que terminó antes de llegar, fuiste un camino destinado a terminar. Fuiste todo.

 

 

La verdad es que no cambiaría el haberte conocido, ni por toda la tranquilidad que me traería el no haberlo hecho...

 

Nosotros, no sé si después de ese día fuimos un nosotros, tu eras tan feliz, yo tan depresiva. Estabas loco y yo cuerda. Tu nunca te enojabas y yo lo hacía por todo. Vivías más en la realidad y yo en mi propio mundo... Nunca supe si hubo un nosotros pero ninguno de los dos logró negar que fuimos algo, no sé qué, pero fuimos y en eso sí que fuimos iguales.

 

Recuerdo todo de ti, alto, pero no demasiado. Eras la altura perfecta, lo suficientemente cerca del cielo, lo suficientemente cerca de mí. Con unos ojos preciosos, con un café delirante, con un universo entero dentro de ellos, y lo mas hermoso era como me miraban a mí. Poseías un olor embriagante, bastaba respirar un poco cerca de tu cuello para volverme adicta. Y esa sonrisa.

 

Siempre me gustaste demasiado, siempre supuse que contigo valdría la pena intentarlo una y otra vez hasta aprender a fluir. Siempre me gustaste demasiado, fue una especie de combustión espontánea la que provocaste en mi horizonte visual y a las partículas de carbono de mi imaginación. Yo nunca he sido de enamorarme con el tiempo, a mi me bastan los instantes porque estoy constantemente despierta conversando con lo invisible y hablando en mi soledad con mi fantasía.

 

Que me perdonen los amores viejos por considerar este como el primero, pero primer beso y candados estabas hecho para destruirme.

 

Y la verdad es que todo sonaba "too good, to be true". Siempre suelo cargar conmigo un sentimiento de que estoy a punto de arruinarlo todo, y contigo no fue la excepción. Y entonces te fuiste, te fuiste sin mirar atrás, sin decir adiós, sin un último beso. Después de todo, llegué sin avisar, ninguno esperaba un amor. Luego de un tiempo nos encontramos de nuevo, pero ahora la que se fue, fui yo.

 

 

Me fui sin despedirme, porque fue lo mejor para seguir con mi vida. Cuando me fui, creíste que lo hice porque dejé de quererte; entre viajes y nuevas relaciones creíste que te había olvidado. Quién diría que olvidarte sería tan difícil, pero cómo olvidar a alguien que te dio tanto para recordar.

 

Luego de eso, me di cuenta que te habías convertido en mi mal necesario. Porque si no estás me duele, pero estando, duele aún más. "Digamos que era una de esas personas con una conexión que muy pocos tienen ("the read thread") o tal vez fue todo un capricho de los dos....Tal vez sepamos o tal vez nunca lo sabremos" -quoting you.....

 

Si digo que lo necesito....miento. Pero si digo que no lo necesito, también miento. A ver les explico: no es mi aire, no lo necesito para respirar, pero sin él, no siento que respiro.

 

Mi error es mirar lo de ayer con ojos de hoy, querer que las cosas vuelvan a ser igual cuando tú ya no eres el mismo, como si se pudieran reciclar los suspiros o dar un mismo beso por segunda vez. Los mudos no gritan, los sordos no oyen la música, con las cinco letras que se escribe tarde no puedes escribir ahora, el amor que fue, ese ya nunca vuelve. Dicen que un mismo libro no se lee dos veces, pues ya se sabe como terminará, pero también dicen que en una segunda leída se encuentran nuevos finales, dependerá de como quieras que termine...

 

Perdí mucho por mero orgullo y querer olvidarte. Conocí a alguien que me dañó más de lo que me ayudó y mientras él me dañaba a mi yo te dañaba a ti al estar con él y quererlo a él. No era amor, era esa pequeña necesidad de sentir algo diferente

 

 

Amarte...amarte, Fue el mejor error de toda mi vida, pero, ¿era amor? Ya que si no era amor era vicio. Porque jamás una boca me hizo regresar tantas veces por un beso.

 

Al dejarme me enseñaste que en la vida se gana perdiendo. Fuiste y eres alguien muy especial y no me importa qué tenga el destino para decirme, lo retaré las veces que tenga que hacerlo. Y si me preguntas por qué es que te quiero tanto en mi vida, diré que es porque extraño el infierno que se desata entre mi piel y tu piel.

 

Léela una, dos o diez veces, recuérdame y ahora dime que no me echas de menos. Prométeme que eres capaz de estar a mi lado y no abrazarme. Apuéstame lo que quieras a que si me pongo a 3 cms. de tu boca, no tienes que contenerte para no darme un beso.

 

Grítame que puedes leer las más de mil conversaciones en las que hablábamos cuando te decía que me encantabas y no sentir nada. Que eres capaz de recordar lo felices que éramos y que no te duela que eso ya no esté. Mirándome a los ojos, júrame por lo que más quieras que no me quieres...

 

Hoy pongo tres puntos suspensivos a la historia, cuando me digas que ya no me quieres borrare dos.

 

-Sólo el escritor sabe para quién escribe, mientras el lector lee a quien más extraña.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

IDEAS RELACIONADAS

Please reload

IDEA DESTACADA

Resoplo, suspiro

1/1
Please reload

MÁS IDEAS

Resoplo, suspiro

1/3
Please reload

SÍGUENOS

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon

© 2018 por Tenet Ideas. Creado por Grupo Goga

Ciudad de Guatemala, Guatemala.

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Twitter Icon