#ViajesTenet: Gramvousa y Balos, lo más más de Creta

01/09/2018

Estuve todo el verano del 2017 trabajando como camarero en un resort de Creta. En uno de mis días libres tomé un ferry en el puerto de Kissamos hasta la laguna de Balos y la islita Imeri Gramvousa, ubicadas en la punta noroccidental de Creta


Aunque aquí son incontables los lugares fenomenales, me quedo con Balos y Gramvousa, sin dudarlo. A continuación, te daré razones que te convencerán de por qué este es el lugar más más de toda Creta. 
 

 

El viaje en ferry  

 

Partir del puerto Kissamos, a 43 km de La Canea es de por sí toda una aventura. El agua del mar me dejó alucinado porque parecía zafiro líquido. En la travesía pasé por peñascos rocosos, islas aplanadas, acantilados estrepitosos y una cueva que, según dicen, servía como astillero. En el viaje me hice amigo de unos italianos que llevaban equipo para bucear, me pasé todo el viaje con ellos. 
 

 

La laguna Balos y sus playas son surreales

 

Creo que nunca antes había visto una playa tan rara. Para empezar la playa de Balos parece una pintura ilógica de Dalí donde la arena es rosada, el Mar de Creta se funde en una mescolanza de azul y turquesa y en medio de todo está la laguna con un color celeste distintivo.

 

Nadar en el mar o la laguna es muy agradable porque el agua es cálida y poco profunda. También exploramos la península de Tigani donde vimos un montón de especies exóticas. En el camino al parking me dijeron que está la vista más panorámica de Balos y Gramvousa. 

 

 

Gramvousa, la isla de piratas

 

Después de permanecer 3 horas en Balos, el crucero nos llevó a Imeri Gramvousa, una pequeña isla al norte. Nadamos alrededor de un barco destartalado que zozobró hace mucho tiempo, buscando el tesoro perdido que, según cuenta la leyenda, remanece en alguna parte de la isla.

 

Luego, subimos a la cima de la isla, donde yace una fortaleza veneciana. Desde aquí, vimos Balos y las montañas rojizas y rocosas de Creta. El mar parecía un edredón de parches azules. En una torre la bandera de la República Helénica se alzaba y ondeaba ante el espectáculo. Me senté por un largo rato y me sentí conmovido, la escena era espléndida. 
 

 

Naturaleza exótica, salvaje y única 

 

No me quedaba duda de que en este rincón tan impresionante, tan imposible fuera el hogar de flora exótica, protegida por el programa Natura 2000. Si tienes suerte podrás pillar algún halcón Eleonora en pleno vuelo, encontrar tortugas bobas (Caretta caretta) nadando o algún comorán escondido en las cuevas aledañas. Con mis nuevos amigos buceamos y nadamos con los peces y encontramos corales hermosísimos. 

 

 

El mar es maravillosamente idílico

 

El cabo de Balos es el punto de encuentro entre el Mar Libio y el Mar dbuce Creta y de veras el color muta de azul marino a turquesa, de celeste a esmeralda en pocos metros de distancia. En las playas el agua es cristalina y hay corales y peces coloridos, perfecto para hacer esnórquel y bucear.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

IDEAS RELACIONADAS

Please reload

IDEA DESTACADA

La poesía se fue

1/1
Please reload

MÁS IDEAS

La poesía se fue

1/3
Please reload

SÍGUENOS

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon

© 2018 por Tenet Ideas. Creado por Grupo Goga

Ciudad de Guatemala, Guatemala.

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Twitter Icon