Encontré un corazón roto

09/07/2018

“Hay que entender. Le rompieron el corazón”. Ash. Qué cursi… Pero qué cierto.


Yo creía que los corazones rotos no existían, y que cualquiera que se sintiera triste
debía pegar todas sus partes y seguir funcionando, como las máquinas. También creía que
el dolor era una pérdida de tiempo, una distracción, pero luego vi a los ojos a alguien
destrozado y me di cuenta de lo que me parecía inaceptable: Contra todo pronóstico,
encontré un corazón roto.


Resulta que, para mi sorpresa, el interior de las personas no es de acero (hablando
en sentido figurado, claro) y, al parecer, hay heridas que son tan grandes que quien pasa
por ellas siente que todo su mundo se desgarra. El tiempo se para, los sonidos se
detienen, la respiración se hace cada vez más lenta y, como si fuera una cosa del otro
mundo, hasta el parpadear se vuelve difícil.
Lo raro es que, aunque el dueño parecía no
darse cuenta, el corazón roto que encontré seguía palpitando. Es decir, había aberturas
por todos lados, pero seguía moviéndose, tenía color, daba calor.

 

 
Paré lo que hacía para ver a la maravilla andante. Digo, ya era nuevo encontrar
algo de este tipo, así que no podía perderme nada sobre su funcionamiento. Era
fascinante: El corazón se cansaba, pero se reponía gracias a unos recuerdos
proporcionados por el cerebro; le daba hipotermia, pero recuperaba la temperatura
normal a través de las caricias que le enviaba el tacto; se detenía a ratos, pero volvía a
moverse al ver los colores que le regalaban los ojos… Y lo más increíble: se le salían las
lágrimas, pero se reponía con los abrazos y el calor de una mamá.


No sé qué le ocurrió al corazón para que se rompiera, así que no puedo contarles
cómo inició la historia, pero agradezco haber visto cómo acabó. Obviamente no tardó un
par de horas. Fueron meses de caídas y resbalones, pero con mucho esfuerzo repuso el
peso que le faltaba, recobró el ritmo que había olvidado y el brillo que creía haber dejado
en el pasado. Se llenó de risas, momentos, canciones y amores.


Encontré un corazón roto, pero no se preocupen, creo que ya se recuperó.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

IDEAS RELACIONADAS

Please reload

IDEA DESTACADA

Resoplo, suspiro

1/1
Please reload

MÁS IDEAS

Resoplo, suspiro

1/3
Please reload

SÍGUENOS

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon

© 2018 por Tenet Ideas. Creado por Grupo Goga

Ciudad de Guatemala, Guatemala.

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Twitter Icon