Una despedida fría

15/06/2018

Fuente: Unsplash 

 

La lluvia caía afuera de la casa.

Y la oscuridad de la noche reinaba entre los árboles y el viento.

Y la oscuridad que provoca la tristeza, también lo hacía en SU corazón.

Sin embargo, con valentía y sobreponiéndose a cualquier pronóstico, se dirigió a la cocina.

La luz sobre la estufa parecía brillar un poco más de lo normal.

Incluso, las chispas de la carne friéndose, saltaban presurosas.

El peculiar “ding-dong” sonó.

Y ella respiró profundamente.

“Buenas noches”, dijo. Con SU voz grave.

A lo que ella respondió.

Y percibía SU presencia ahí, en el umbral de la puerta.

¿Cuántos segundos pasaron?

Imposible saberlo.

Se acercó y le dijo: “subiré a hacer mis maletas”.

Sin saber qué más responder, ella asintió.

¿Cuántos minutos pasaron?

Quién sabe.

Y la lluvia, fría, fresca, insistente.

Una despedida fría.

Un abrazo poco efusivo.

Luego…

El crujir de las escaleras de madera.

Y segundos más tarde…

El sonido fuerte, al cerrar la puerta.

Y tras ella, se quedaron todas las ilusiones.

Todos los sueños.

Se queda el vacío de la ausencia.

¡Efímero!

El mejor adjetivo para este amor.

¡Fugaz!

Así fue.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

IDEAS RELACIONADAS

Please reload

IDEA DESTACADA

La poesía se fue

1/1
Please reload

MÁS IDEAS

La poesía se fue

1/3
Please reload

SÍGUENOS

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon

© 2018 por Tenet Ideas. Creado por Grupo Goga

Ciudad de Guatemala, Guatemala.

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Twitter Icon