¡Insostenible!

30/05/2018

La situación era insostenible.

Sin embargo, ella, insistía en quedarse.

Todas las noches sentía miedo. A la oscuridad. Al frío de la madrugada. A los ruidos inesperados. ¡Todo!

Un día, decidió tomar su auto y visitar a su tío enfermo.

Tomaron el café.

Conversaron.

Incluso, se rieron, recordando momentos bonitos.

 

Ella, sabía que a su tío le quedaban pocos días de vida.

¡Esos ojos hundidos no podían mentir!

“Hija”, ¿hasta cuándo?

Preguntó.

“Hija”, ¿hasta dónde estás dispuesta a seguir con esta realidad?

Insistió.

¡Pronto, tío!

¡Pronto!

¡Dame un tiempo!

“Hija, no tardes”. No por favor. Podría ser fatal.

 

Pasaron los días y la situación en casa, cada día era más complicada. Mucho más.

Y las hojas en el calendario parecían ir a toda velocidad.

 

Y lo que ella sospechó aquella tarde; sucedió.

¡Ha muerto!

¡Mi tío se ha ido al cielo!

Pensó.

 

 Fuente: Unsplash

 

Todos, con mucho dolor lo despidieron.

Ella lloraba y recordaba una a una las palabras pronunciadas por su tío, con tanto dolor; aquella tarde del café.

Tomó fuerza. Una extraordinaria. Una que ni ella misma reconocía.

Y dejó tras la puerta su realidad oscura.

Lloró, como lo hace un niño.

Su mamá enjugó sus lágrimas. “No llores, hija”, aquí estaremos para ti.

Y a lo lejos brilló con suavidad el sol.

Cuando ella pensó que todo sería más fácil.

¡No!

Una a una se fueron cerrando las puertas.

¡Una a una!

Sin embargo, una a una se fueron abriendo puertas diferentes.

Con otros colores, con otras formas y con brillos distintos.

El peso de la carga fue volviéndose más liviano.

En ese proceso, ella, reconoció y pudo palpar la autenticidad de las personas.

¡Quiénes sí y quiénes no!

 

Hoy, sale adelante.

Ha dejado de sentir miedo. ¡Sí!

Ya no le asusta la oscuridad, ni el frío, ni los ruidos.

Hoy, lucha por el amor.

Y sí, muchas veces siente culpa.

Y se pregunta…

¿Me hubiera quedado?

¿Hubiera omitido aquella conversación?

¿Hubiese sido más valiente?

Y por momentos es difícil encontrar respuestas.

 

El tiempo pasa.

El tiempo vuela.

Y es en él, donde seguramente ella, encontrará las respuestas.

Así es la vida. Así es el tiempo.

¡Inexorable!

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

IDEAS RELACIONADAS

Please reload

IDEA DESTACADA

Tomar anticonceptivos es tu decisión

1/1
Please reload

MÁS IDEAS

Tomar anticonceptivos es tu decisión

1/3
Please reload

SÍGUENOS

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon

© 2018 por Tenet Ideas. Creado por Grupo Goga

Ciudad de Guatemala, Guatemala.

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Twitter Icon