Millennials, ¿la peor generación?

25/05/2018

Admitámoslo, nosotros, la generación de 1985 para el 2000, somos bastante haraganes (no todos, ojo) en muchas tareas: arreglar nuestro cuarto, hacer nuestros deberes, esperar a la empleada para el almuerzo, que nos pidan un favor y que se queden esperando. Muchos preferimos estar pendientes de nuestro celular, jugando videojuegos, Netflix & Chill, ir con nuestros amigos a divertirnos, etc. Preferimos evitar las cosas que alteran nuestra paz, y por eso se nos ha categorizado y estereotipado como una generación narcisista, que nos emocionamos por premios insignificantes, que creemos ser superiores y pensamos que tenemos derecho a todo. Yo prefiero definirnos a nosotros los millennials como la generación digital, con altos valores sociales y éticos, que tenemos el beneficio de disfrutar aquello que nuestros padres tanto buscaban: ser ellos mismos.

 

Los millennials somos considerados débiles, que desconocemos el concepto de paciencia y no tenemos el don de valorar las cosas, pues las desechamos y las cambiamos por otras. Carecemos de perseverancia para luchar por lo que tanto queremos y nos consideramos únicos y que creemos que podemos cambiar el mundo. Mi pregunta es, si así somos los jóvenes actuales, ¿qué habrán pensado los jóvenes que se enlistaron para ir a la guerra en Vietnam? ¿Qué pensaban los que derrumbaron el muro de Berlín? En Guatemala, ¿qué pensaban los universitarios que permitieron la guerra interna? ¿Qué pensaban los que eran opositores al ejército?

 

Podríamos continuar definiendo y poniendo cuanto adjetivo a la generación millennial, pero es que es imposible englobar a todo un grupo de personas cuando nosotros somos tan similares a nuestros padres, con la diferencia que nosotros crecimos con todas las ventajas que ellos deseaban tener. Mejor intentemos ver qué nos caracteriza, por qué somos tan especiales y qué hacemos para que muchos nos condenen y que se nos considere la peor generación de todas. Ser parte de esta generación no es bueno ni malo, es solamente una etiqueta creada por la gente para intentar categorizar y generalizar a nosotros los “eternamente polémicos jóvenes”; sí, porque eso somos: incomprendidos y rebeldes que estamos en una etapa de transición a la vida adulta.

 

Fuente: Unsplash

 

La tecnología ha venido a cambiar nuestro estilo de vida; y no solo la de nosotros, sino de los adultos e incluso ancianos. Es verdad que nosotros la manipulamos de mejor forma y es que es imposible ignorar las novedades y preferirla, pues nosotros hemos crecido con ella. Se ha vuelto parte de nuestro crecimiento y hemos ido adaptándonos a lo más nuevo año tras año. Sin embargo, creer que la tecnología es más importante que la vida misma posiblemente sea un error que muchos millennials cometemos, pues dejamos a un lado todo lo real y hermoso de la vida. Las redes sociales sirven para conectar el mundo digital con el mundo real, sin embargo, cuando perdemos ese equilibrio que debería existir, nosotros mismos nos estamos condenando a no disfrutar nuestra vida.

 

Aparte de la tecnología, cooperar también es cosa de jóvenes. Según BBVA (2018) podemos decir que, debido a la conexión instantánea de los nuevos medios de comunicación, el mundo no es ajeno a lo que sucede en las demás regiones; términos como gay, lesbiana, refugiados, feminismo no son más un tabú dentro de los millennials pues, a diferencia de la generación de nuestros padres, nuestros principios son: transparencia, colaboración, compromiso y tolerancia. Sabemos que nosotros seremos los dominantes del planeta, por eso queremos ayudar a todas las personas posibles.

 

Un reciente ejemplo donde los jóvenes fuimos líderes de la sociedad que tanto anhelamos fue en México, el pasado 19 de septiembre, donde sufrieron un terrible terremoto, principalmente en la Ciudad de México. Según Torres (2017) después del terremoto, las calles se llenaron de millennials: sin videojuegos, sin pensar en la poca batería de sus celulares, sin tiempo para redes sociales o selfies. Este es un claro ejemplo donde queda demostrado que nosotros los jóvenes le damos prioridad a lo que en realidad nos interesa. Nosotros solo queremos libertad para todos, que cada uno disfrute su vida sin molestar la de los demás.
 

Analizando un párrafo que aparece en ¿Quiénes son los “millennials” y por qué son una generación única? hecho por el BBVA, dice: “utilizan los avances tecnológicos a su alcance (hiperconectados) para especializarse y conseguir un trabajo que satisfaga sus necesidades (emprendedores) y, además, difunden sus ideas políticas y sociales, que no buscan otra cosa que la igualdad y la tolerancia”. Creo que este párrafo define muy bien los objetivos de nosotros los jóvenes de la actualidad, pues muchos poseemos características narcisistas, pero a la vez buscamos igualdad en la sociedad. Obsesión (incluso vicio) con los celulares, sin embargo, intentamos mantenernos informados de lo que sucede en el mundo a través de este.

 

Algo que me gustaría platicar antes de terminar es sobre el contenido que nosotros los millennials creamos y consumimos. En un mundo donde todo se puede volver viral, donde surgen nuevas cosas cada día, donde todo está a un solo click o touch, el entretenimiento se convierte en desechable. Podemos disfrutar de una cosa por un día y a la mañana siguiente ya hay algo nuevo que ver. En una época así donde parece que todo es igual o parecido, crear algo diferente es lo que se aprecia. Buscar marcar nuestra generación y las que siguen, no es tarea fácil porque se cree que todo está inventado o ya no hay más para donde ver. Ser diferente al resto, crear cosas que valgan la pena es lo importante. Vivimos en un presente que carece de personalidad y muchos veneran el pasado. Seguir adelante siempre fue y será de humanos, desprendernos de las viejas modas y guardarlas como un lindo recuerdo funciona para evolucionar y tomar el presente como la nueva moda.
 

En conclusión, intentar encerrar en una sola palabra a una generación nunca se podrá lograr, simplemente son etiquetas que la sociedad le pone a las personas cuando estos son diferentes o no son como ellos quieren. Siempre se verá a la juventud como un montón de inadaptados sociales y rebeldes porque así somos y así serán, a lo largo de los años se ha intentado explicar el comportamiento de los jóvenes y esto es imposible, cada uno es diferente y cada uno tiene su peculiaridad. Aceptar que ahora somos nosotros los jóvenes quienes tenemos la oportunidad de hacer valer nuestra opinión, pelear por nuestros ideales y buscar el bien común, así como nuestros padres la tuvieron. Dejen de considerarnos a los millennials como la peor generación y decirnos que no somos capaces de hacer ni nuestra propia cama, mejor dennos la oportunidad de demostrarles que nosotros, al igual que ustedes lo hicieron, sencillamente buscamos y peleamos por un mundo mejor.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

IDEAS RELACIONADAS

Please reload

IDEA DESTACADA

Resoplo, suspiro

1/1
Please reload

MÁS IDEAS

Resoplo, suspiro

1/3
Please reload

SÍGUENOS

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon

© 2018 por Tenet Ideas. Creado por Grupo Goga

Ciudad de Guatemala, Guatemala.

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Twitter Icon