#MotivaciónTenet : Felicidad artificial

16/03/2018

 

Desde muy niño te enseñaron a ser “feliz” y te enseñaron a no creerte mucho o nada, a no creer que podías ser la gran cosa y que los aplausos estaban limitados para los demás o para los supuestos genios o bien para las grandes hazañas.

 

Nos indicaron que teníamos que disculparnos por nuestros éxitos y logros por pequeños o grandes que estos fueran. También nos obligaron a callar, a no pedir o interrumpir. Posteriormente la sociedad, la familia y nuestros cercanos nos enseñaron a no hablar de nuestros talentos o sueños en la mesa porque esto nos convertía en unos pedantes.

 

Terminamos por tener una falsa modestia y finalmente ocultamos todo lo que sabemos hacer, y todo porque otros no se sintieran intimidados o amenazados por nuestros dones; para que mi hermano pequeño no llorara o no tuviera envidia; para que mi jefe no me fuera a despedir por ser mejor; para que mi novio no se sintiera menos o mi esposo no se sintiera un idiota al lado de una mujer llena de talentos y de virtudes.

 

Cuando la gente dice ¡Oye que cuerpazo tienes! y tu respondes: No allí voy, pero aún tengo unos rollitos; ¡Que talentoso eres! y nuevamente respondes: No allí voy, pero no me comparo con los mejores. Claro esta forma de pensar no depende de ti.

 

Tus padres y cercanos posiblemente te decían ¡tocas bien la guitarra, pero no eres Ricardo Arjona, escribes bien pero no eres Covey, esta guapa, pero no eres modelo de pasarela, se realista eres pilas, pero no eres Pitágoras, y siempre te redujeron obligándote a guardar el no como respuesta!

 

Nos compararon, nos deformaron y allí mismo nos enterraron para acabar esta triste historia nos dijeron: no pidas, no interrumpas, no produzcas, no seas fantasioso. Nos grabaron siempre el  ¡NO SEAS! Fuimos educados para dar, pero no para recibir.

 

Esto precisamente es la ruta hacia la desvalorización y depresión. Tenemos que empezar a cambiar nuestra actitud para mejorar nuestra autoestima y que esta sea sana y productiva. Rompe con el estatus quo y la falsa modestia. Deja de una vez por todas de sentir una felicidad artificial en donde tienes que quedar bien con todos para que no te rechacen.

 

Necesitamos detener este genocidio de sueños e ilusiones en todos los humanos, tu ahora tienes la responsabilidad de una sociedad mejor. Ser como eres en un mundo en donde la gente reprime su verdadera forma de actuar ¡esto es un logro! No pretendas ser mas y no creas que eres menos.

 

Todos somos iguales, pero con matices distintos, elimina las exigencias; las culpas ridículas; el perfeccionismo. Si alguna vez pierdes a alguien por tener sueños profundos o estándares muy altos; por tener demasiada alma; por tener los pies sobre la tierra, pero la mirada hacia el cielo; por amar demasiado; por ser frontal y confrontar a los demás; por no dejarte; por arriesgarte; por retar y elevar la voz si no estas de acuerdo; por ser fiel a tu identidad y no doblegar tu temperamento. 

 

Déjame decirte que para empezar no fuiste tú quien perdió ¡FUERON ELLOS! Lucha hasta tener la plena felicidad y ¡CREE EN TI!

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

IDEAS RELACIONADAS

Please reload

IDEA DESTACADA

La poesía se fue

1/1
Please reload

MÁS IDEAS

La poesía se fue

1/3
Please reload

SÍGUENOS

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon

© 2018 por Tenet Ideas. Creado por Grupo Goga

Ciudad de Guatemala, Guatemala.

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Twitter Icon