Crónica de una mañana en la oficina

01/02/2018

Son las 6:40 de la mañana. M ubicación: sexto nivel. El edificio y la dirección son indiferentes. Lo importante es que ya estoy allí. 

 

Las losas de concreto se apilaron hace varios años ya y revestidas de ladrillo anaranjado, forman lo que hoy es la oficina en la que me encuentro. Calmado, con taza de café en mano (el segundo del día, que cumple escasas horas de haber arrancado) y viendo hacia el vacío. El marco verde de la ventana coquetea con el ladrillo de afuera y el gris de la pared interna. Mis gafas intentan esconderse de los rayos de sol que salen desde el estadio, que se luce como si produjera victorias valiosas. 

 

 

Recorro las esquinas de aquel espacio. Como todas las mañanas, soy el único allí. Mis labios re descubren el café negro y mis pies deambulan unos minutos, sin rumbo pero decididos. Soy el único allí. En algún momento perderé esa soledad y por lo mismo intento aprovecharla lo más que pueda.

 

De pronto, un chiquillo interrumpe todo. Un llanto. Un gemido. Un gélido escalofrío amarga mi café y me siento demasiado expuesto. Recuerdo que la noche anterior redacté una noticia sobre el cambio climático que azotaría al país, con un mensaje cargado de fuertes lluvias y vientos violentos. Entonces todo hace sentido.

 

Me acerco a la ventana. El lamento es del viento jugando con el verde del vidrio y el duro del ladrillo. Sonrío. Luego veo el reloj. Son las 7:05. Ya es hora de comenzar a redactar nuevas historias. Mañana arranca un nuevo mes, pero el mismo viento continúa llorando en el cristal. Otro sorbo al café y a trabajar.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

IDEAS RELACIONADAS

Please reload

IDEA DESTACADA

Resoplo, suspiro

1/1
Please reload

MÁS IDEAS

Resoplo, suspiro

1/3
Please reload

SÍGUENOS

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon

© 2018 por Tenet Ideas. Creado por Grupo Goga

Ciudad de Guatemala, Guatemala.

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Twitter Icon