#Navidad : El regalo más grande

24/12/2017

No acostumbro a expresar mi punto de vista religioso en una columna de opinión, pero es Navidad y estoy extremadamente feliz.

 

Nací, crecí y vivo en una familia católica (los que me conoces saben que no es cualquier tipo de católico, haha) y desde pequeña me enseñaron cuál era el verdadero sentido de la Navidad. Y para que no digan que me impusieron la religión, ya de joven decidí corroborar lo que mis padres decían y efectivamente, me enamoré de mi religión y concordé con ellos. 

 

Nunca creí en Santa Claus y en mi casa el nacimiento familiar se roba la escena principal. Pero esta vez no se trata de lo que me gusta o no. Todos los años tenemos la intención de eliminar el intercambio de regalos sin ningún éxito. Creo que ya es algo de los guatemaltecos y al final, la tradición es dar un detalle lindo.

 

 

Pero, ¿por qué no dar regalos? Simple. Es porque el mayor regalo lo recibimos hoy mismo y no es algo material, no se puede ver. El regalo más grande que nos pueden dar es el nacimiento de Nuestro Señor, es las decisión de un Dios de volverse débil y frágil como nosotros para salvarnos del pecado. Y eso no se puede comparar a ningún regalo caro, una borrachera, un convivio, mucho menos con el consumismo compulsivo que se ve en las calles durante la época.

 

Es mucho más que eso. Este regalo significa un cambio de vida, agradecimiento, reflexión, pero más que nada, sacrificio. Quienes decidimos recibirlo, debemos haber preparado nuestro corazón y alma para eso (Adviento a.k.a la segunda Cuaresma) y decidir dejar nuestra vida desordenada atrás. Y si bien es algo que todos los años decimos, a la hora de practicarlo no es tan fácil. 

 

Pero no importa. Ese niño que esta noche nacerá conoce nuestros deseos y sabe que el camino no es sencillo. Pero nadie dijo que lo sería. Lo importante es llevarlo en nuestro corazón todos los días del año y que cada acción, palabra o gesto lleve esa luz que una madrugada iluminó los cielos de Belén.

 

Hoy estoy increíblemente feliz; de los días más felices del año. Y no por los regalos o las comidas, sino porque nuestra alma tiene las puertas del cielo abiertas...si así lo queremos. Que tengan todos una feliz y santa Navidad y nunca olvidemos reflejar al Niñito en toda nuestra vida.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

IDEAS RELACIONADAS

Please reload

IDEA DESTACADA

La poesía se fue

1/1
Please reload

MÁS IDEAS

La poesía se fue

1/3
Please reload

SÍGUENOS

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon

© 2018 por Tenet Ideas. Creado por Grupo Goga

Ciudad de Guatemala, Guatemala.

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Twitter Icon