Una mañana de octubre

24/10/2017

Es domingo. Así indica el calendario. Es octubre. Hay frío. Y ahí estoy yo.

 

Con muchísimas ganas de tomar café, espero a que el reloj marque una hora más. Y es entonces cuando decido bajar a la cocina. Busco el interruptor. Enciendo la luz. Una muy cálida. Y en cuestión de segundos, todo se ilumina.

 

Busco el café. Está guardado en un bote. Uno plateado y brillante. Y en cuestión de segundos, todo se ilumina. Mi nariz lo sabe. Todos los granos tostados me sonríen. Y yo, también. Busco el molino. Pongo dentro, aquellas piezas de sabor intenso. Doradas. Y en cuestión de segundos, todo se ilumina.

 

Preparo café con una prensa francesa. ¡Listo! El café está listo. Delicioso. Achocolatado. Hasta entonces... despierto. Busco azúcar y lo endulzo. Un poco nada más. Y en cuestión de segundos, todo se ilumina.

 

En eso... El ruido de unos pasos me hacen voltear. Y ahí estás tú. Con esa sonrisa amplia. Cariñoso. Intenso. Me sonríes y escucho tus «buenos días». Y en un segundo, todo se ilumina.

 

¡Todo! Así es nuestra historia. Como la de una buena taza de café. Cuidamos los detalles. Me cuidas. Te cuido. ¡Me amas! Y... ¡Te amo! Es domingo y aquí estamos. Soñando con que hayan más mañanas de octubre. Juntos.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

IDEAS RELACIONADAS

Please reload

IDEA DESTACADA

La poesía se fue

1/1
Please reload

MÁS IDEAS

La poesía se fue

1/3
Please reload

SÍGUENOS

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon

© 2018 por Tenet Ideas. Creado por Grupo Goga

Ciudad de Guatemala, Guatemala.

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Twitter Icon