Una tarde de octubre

24/08/2017

Foto: Harli Marten/Unsplash.com

 

 

Cuando nací, hubo mucha alegría. Mi abuelito (un hombre generoso, responsable y sumamente cariñoso), luego de conocerme, llegó a casa muy feliz. Le dijo a mi abuelita: "¡Libia, la nena es pelirroja y se parece a mi!"

 

Desde pequeña tuve una relación muy especial con él. Recuerdo que en una fotografía, aparezco sentada sobre sus piernas y él, soplando las velas de su pastel. Los dos nos vemos felices de estar juntos. Recuerdo también que lo acompañaba al hospital a su control de diabetes. Él siempre salía muy contento, sus niveles de azúcar estaban bien. Entonces, me decía: “Mija, vamos a comernos un helado".

 

Eran momentos muy felices. Él y yo. Recuerdo que una tarde de octubre, decidió llevarnos a un campo cercano a casa. Todos (sus nietos) estábamos felices, íbamos a volar barriletes. Mi abuelita, preparó una canasta. Dentro, un pan horneado por ella y un termo con café. Había mucho frío, así que, entre regaños y carreras, al final todos teníamos suéter y gorra. Salimos de casa. Llegamos al lugar y empezó la aventura.

 

Al principio desilusionados, pues volar los barriletes era difícil. Papito Abraham, con cariño, nos decía: “vamos patojos, ustedes pueden”. Intenten de nuevo. Él nos ayudaba y animaba. Luego de un buen rato, por fin, ¡lo logramos! Nuestros barriletes volaron muy alto. Fue muy emocionante, soltar y soltar más hilo. Volaron tan alto que casi no los podíamos ver en el cielo. Llegó la hora de comer. Nos sentamos todos sobre la grama y mamita Libia nos sirvió un pedazo de pan y un vaso con café. Alguien sin querer, botó el termo y se quebró todo el cristal de adentro. Él, con su amor de siempre, nos dijo: no se preocupen, ya compraremos otro. Fue una tarde de aquellas que guardas en tus recuerdos favoritos, que nunca olvidas.

 

De él aprendí que es en la sencillez de las cosas, donde está la felicidad. No cabe duda, mi abuelito era un “tipazo”. Por razones que no mencionaré ahora, tuvo que educar a sus cinco hijas y luego a sus nueve nietos, entre ellos, yo.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

IDEAS RELACIONADAS

Please reload

IDEA DESTACADA

Resoplo, suspiro

1/1
Please reload

MÁS IDEAS

Resoplo, suspiro

1/3
Please reload

SÍGUENOS

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon

© 2018 por Tenet Ideas. Creado por Grupo Goga

Ciudad de Guatemala, Guatemala.

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Twitter Icon